Terapias

Taller grupal


Las Constelaciones Familiares fueron descubiertas y desarrolladas por Bert Hellinger, psicoanalista alemán; quien descubrió las Leyes Sistémicas y Órdenes de Compensación que él llamó, "Los Órdenes del Amor".

Las Constelaciones Familiares ponen en evidencia el profundo poder de conexión que cada persona tiene con su familia en una o varias generaciones, así como con las personas que han sido afectivamente significativas. Se vinculan entre si, con amor y lealtad.

Lo que una generación deja sin resolver, será la siguiente generación la que inocente o inconscientemente trate de resolverlo, quedando atrapados en temas o asuntos que no son en realidad su responsabilidad.

Existe una transmisión transgeneracional de los problemas familiares que crean una cadena de destinos trágicos. No obstante, el mismo amor que enfermó es el que tiene la sabiduría de la solución cuando se vuelve consciente; las lealtades invisibles emergen durante la configuración de la Constelación Familiar.

Se busca a personas excluidas, las olvidadas, las difamadas, las denigradas, las no honradas en el sistema, las personas tratadas con injusticia, las que se fueron para ceder su espacio a otras y las que sufrieron vidas particularmente difíciles.

¿Hasta donde pueden llegar esas lealtades invisibles y de donde parten?
Es una incógnita que con frecuencia se frecuencia se aclara en la búsqueda de soluciones a través de las Constelaciones Familiares.

¿Qué son las Constelaciones Familiares?

Las Constelaciones Familiares ofrecen la oportunidad de liberarse de las obligaciones inconscientes que se van transmitiendo de generación en generación, iniciando así un proceso de profunda sanación.

Una constelación familiar se crea cuando una persona quiere aclarar un tema específico de su vida. Se reúne un grupo de personas, todas ellas diferentes, con distintas inquietudes y dilemas a resolver, y se crea un círculo en el cual se dará lugar a las constelaciones de aquellos que lo soliciten, y dentro del cual quedarán todos los secretos e intimidades protegidos por el respeto y el amor. Esta persona expone ante el grupo su tema y a partir de aquí, y guiado por su intuición, elige a distintos miembros del grupo como representantes de las personas que forman su estructura familiar. A continuación coloca y relaciona los representantes en el centro de la sala. Hecho esto la constelación cobra vida de forma que los representantes comienzan a sentir las emociones, miedos y deseos de las personas a quienes representan. Con este método el origen del desorden sale a la luz.

De modo admirable y sorprendente, la verdadera historia de la familia se manifiesta y expresa viéndose con claridad por primera vez. El coordinador va guiando a las personas hasta una constelación final donde cada cual toma la responsabilidad que le corresponde. No sólo se explican y resuelven los casos individuales, sino que nos permiten también comprender las leyes invisibles que rigen nuestras relaciones.
 
¿A quién beneficia?

En casi todas las familias hay ciertos hechos que tienen un profundo impacto residual en todos sus miembros, perturbando la armonía familiar. Todo niño está conectado a una familia y adopta ciertos roles en la estructura familiar.

Todos los miembros de la familia, incluyendo aquellos que están ausentes por muerte y separación, están energéticamente presentes en la estructura familiar y afectan a los otros miembros. Recreando la estructura o constelación de la familia, las relaciones dentro del sistema pueden aclararse. Los participantes pueden ver como las dinámicas no resueltas han estado afectándoles desde la infancia. Este trabajo esta destinado a:

  • A personas que tienen dificultades en sus relaciones familiares, que se manifiestan en problemas emocionales, mentales o corporales.
  • A personas que tienen problemas de pareja, convivencia o separaciones conflictivas, casos de adopción, abuso sexual, abortos.
  • A aquellos que padezcan enfermedades graves, que tengan cualquier tipo de adicción y/o trastornos de la alimentación (bulimia, anorexia, obesidad).
  • A personas que hayan sufrido repetidas experiencias de infortunio (duelos, muertes trágicas, suicidios, guerras) o deseen enfrentar hechos irremediables de su historia.
  • A personas que tienen problemas vinculados con inmigración /emigración.
  • A padres, educadores y psicólogos que tratan ayudar a los hijos con problemas de conducta, aprendizaje y desarrollo personal.
  • A todos los profesionales de la Salud (Psicólogos, Psicoterapeutas, Médicos, Terapeutas Corporales), Asistentes Sociales, Educadores, Maestros, Abogados.
  • A Consultoras de Empresas. Para problemas de liderazgo, lealtad, estructuración de responsabilidades, cohesión en los equipos de trabajo.

Con este trabajo se logran, una y otra vez, traer a la luz lo oculto y hacer visible la causa de determinados conflictos. La realidad aceptada es liberadora, disuelve las implicaciones en viejas ilusiones y abre paso a la reconciliación. De esta manera la perspectiva se amplía y con ella también la responsabilidad.
Taller grupal