Terapias

Flores de Bach


La terapia de las flores de Bach desarrollada hace más de cincuenta años por el médico e investigador inglés Edward Bach, es uno de los fenómenos más interesantes de la medicina alternativa contemporánea.

Está basado en un concepto ausente en la medicina clásica: la relación entre el alma humana y la manifestación de la enfermedad, que tiene en cuenta el elemento psíquico de esta.

La medicina dominada por la química y la tecnología puede ser capaz de eliminar los síntomas de la enfermedad, pero no sus causas: aumenta el conflicto entre el alma y el cuerpo y la curación se hace imposible.

El método curativo del Dr. Bach se basa en el hecho de que la enfermedad no sólo es el resultado de trastornos corporales sino que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital.

El punto fuerte de la terapia de las flores radica en la normalización de los trastornos psíquicos y en la resolución de los conflictos internos, así como en la mejoría del dolor físico con causas psíquicas reconciliables o síntomas concomitantes.

Las flores de Bach no solo son adecuadas para el tratamiento armonizador psicofísico en enfermedades de todo tipo —en ocasiones de modo adicional al tratamiento médico— sino también para cuidar la salud y llevar una vida sana, puesto que estabilizan y eliminan lo puntos flojos de tipo psíquico.

Existen 38 remedios comprendidas en el sistema floral del Dr. Bach Estos 38 remedios están compuestos por 34 flores silvestres y 3 flores de cultivo. El último no es una flor, sino agua de manantial (Rock Water).
El Dr. Bach clasificó a las flores en siete grupos, dependiendo de las aplicaciones de las flores. Esto nos permite entender mejor las aplicaciones de las flores, además de facilitarnos el diagnóstico del paciente.

Normalmente las personas tienen problemas en alguno de estos grupos, y solo es necesario identificar su problema específico dentro de ese grupo para saber qué flor debe de tomar.

Grupo 1.- Para tratar los temores
Grupo 2.- Para tratar la incertidumbre
Grupo 3.- Para tratar el desinterés en lo actual
Grupo 4.- Para tratar las manifestaciones de la soledad
Grupo 5.- Para tratar la susceptibilidad a las influencias y opiniones de los demás.
Grupo 6.- Para tratar la desesperación y el abatimiento.
Grupo 7.- Para tratar a aquellos que sufren por los demás
Flores de Bach